Infraestructura

por | 14/03/2021

Después de haber señalado los diversos usos del término “infraestructura” en la
literatura sobre la economía de mercado, se describirán las diferentes categorías de infraestructura.
El argumento en este contexto es que la clasificación de infraestructura sugerida por
Jochimsen ha demostrado su utilidad: infraestructura institucional, personal y material. En este
infraestructuraSe desarrollará un concepto para la definición de infraestructura. El hasta ahora tomado enfoque para comprender la infraestructura, especialmente la infraestructura material, principalmente en referencia a los atributos de infraestructura, será rechazada. Más bien se intentará caracterizar infraestructura por sus funciones esenciales. Entonces podemos discutir la teoría del desarrollo implicaciones de la infraestructura. Por último, se introducirá una política de infraestructura en relación con infraestructura institucional, material y personal.

Uso actual del término “infraestructura”

En el campo de la economía, Tinbergen (1962: 133) introduce la distinción entre infraestructura (por ejemplo, carreteras y educación) y superestructura (que comprende actividades manufactureras, agrícolas y mineras). Sin embargo, en este contexto, no encuentro definiciones precisas ni referencias teóricas de estos términos. Hoy en día, Nijkamp (2000: 88) habla de la infraestructura como material público capital (carreteras, ferrocarriles, puertos (aéreos), oleoductos, etc.) y supraestructura capital público inmaterial (redes de conocimiento, comunicación, educación, cultura etc.) nuevamente sin especificar los términos propuestos con suficiente detalle.
infraestructura2El primer enfoque sistemático para la economía de mercado se lo debemos a Jochimsen. Para
él “infraestructura se define como la suma de material, institucional y personal instalaciones y datos que están a disposición de los agentes económicos y que aportan para lograr la igualación de la remuneración de insumos comparables en el caso de una adecuada asignación de recursos, es decir, completa integración y máximo nivel actividades económicas” (Jochimsen 1966: 100). Esta definición que distingue entre la infraestructura material, institucional y personal Jochimsen (1966: 31-39) se basa en su crítica exhaustiva de la teoría de Eucken sobre los datos de una economía (Eucken 1965: 127-162, Eucken 1955: 377-378). Sin embargo, la definición de Jochimsen tiene la desventaja de no concretar la igualación del precio de los factores que, por manera, teóricamente no se puede mantener bajo supuestos realistas (cf. 1997). Además, debemos señalar críticamente que Jochimsen (1966: 103) entiende la infraestructura material como una enumeración de esencialmente públicos instalaciones caracterizadas por atributos específicos.
Hasta el día de hoy no podemos disponer de una definición útil y bien fundada de infraestructura (“infra” proviene de la lengua latina, que significa abajo, por lo tanto “infraestructura” puede tomarse para expresar “fundamento”). Numerosas formulaciones tienen puesto a prueba, lo que da lugar a una diversidad y complejidad sustancial de sugerencias y problemas que no se describirán aquí en detalle (cf., por ejemplo, Jochimsen / Gustafsson 1970a, 1970b, Frey 1972, 1978, Biehl 1986, Nijkamp 1986,
Lakshmanan 1989, Aberle 1995, Rietveld / Bruinsma 1998, Haughwout 2000b, Nijkamp 2000). Todas estas formulaciones tienen en común esa infraestructura, esencialmente la infraestructura material, debe ser suministrada por el estado. Además, en el público discusión, el término hizo una carrera terminológica exitosa, elevándose a una fórmula de
tecnocracia política. Tradicionalmente, la “infraestructura” se ha aplicado a
instalaciones necesarias para fines militares. Uso general moderno del término se refiere a la base económica y organizativa necesaria de una economía desarrollada (red de transporte, mano de obra, etc.) (Drosdowski / ScholzeStubenrecht / Wermke 1997: 359).

La razón de esta situación insatisfactoria es que la realización simultánea de tres objetivos analíticos difíciles de captar y no necesariamente compatibles con cada uno
otro ha sido dirigido a. Estos objetivos son:
– la formulación de un concepto para el término “infraestructura”,
– la incorporación de enfoques teóricos (por ejemplo, la teoría del público
Bienes y
– la descripción de la realidad de la provisión de infraestructura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *